Cuadro de Mando Integral. Por qué y cómo implementarlo.

Cuadro de Mando Integral

Cuadro de Mando Integral. Por qué y cómo implementarlo.

Hoy en día, encontramos que las empresas tienen muchos departamentos, empleados y objetivos. Por tanto la organización de los mismos es una parte crucial para conseguir el éxito de la empresa, un método efectivo es el Cuadro de Mando Integral o CMI. En esta entrada hablaremos del proceso a realizar para implementar el CMI y los beneficios que supondría para la empresa.
El Cuadro de Mando Integral o CMI, es un proceso en el que la empresa plasma su estrategia de negocio definiendo de forma estructurada los objetivos que pretende conseguir, junto a una serie de indicadores para la evaluación del desempeño y corrección de las posibles desviaciones hacia el desarrollo de una mejor estrategia.

Fases de implantación Cuadro Mando Integral.

Fase 1 – Análisis de la empresa y definición de metas estratégicas

Para desarrollar un cuadro de mando integral adecuado, en su primera fase del diseño deben realizarse reuniones para conocer la situación de la empresa y su visión estratégica. Para que este proceso en el diseño de la estrategia sea acorde a la realidad de la empresa, se debe realizar un análisis del mercado actual y búsqueda de información sobre la empresa como guías de actuación, informes operativos, presupuestos de gastos e inversiones y cuentas anuales. Una vez reunida la información se podrá comenzar el intercambio de ideas y opiniones.

Es importante tratar estas cuatro perspectivas clave para la empresa: financiera, comercial, procesos internos y formación. Pero cada empresa tiene sus propias características y por tanto es posible que sea necesario añadir alguna.

Fase 2 -Fijación objetivos e indicadores estratégicos.

Una vez se han definido los puntos fuertes y débiles junto al propósito de la empresa, será el momento de establecer unos objetivos que plasmen las metas a conseguir y nos lleven a cumplir ese propósito.
Estos objetivos han de empezar siendo básicos y de corto plazo, facilitando la consecución del objetivo final.
Para conocer si estos objetivos se han cumplido adecuadamente se han de implementar una serie de indicadores estratégicos para conocer qué está fallando y así poder corregirlo.

Fase 3-Cuantificación de objetivos.

En esta fase se deberá cuantificar los objetivos, para ello se tendrá que determinar los valores para cada indicador acorde a sus características y capacidades.
Esto ayudará a identificar los objetivos más difíciles de cumplir y así poder establecer apoyo a esas áreas para una mejor consecución de las metas establecidas.

Fase 4-Implantación Cuadro de Mando Integral.

Es necesario que en la implantación del CMI  llegue a todos los niveles de la organización, para ello se ha de producir una comunicación entre las diferentes áreas de la empresa, además de la educación que se pretenderá dar hacia la consecución de esos objetivos.

En la implantación del CMI podrá conocerse la evolución de los resultados obtenidos en cada área para corregir posibles desviaciones que surjan, aportando soluciones como cursos de formación, nuevas herramientas materiales e informáticas, contratación de personal, establecimiento de reuniones de seguimiento y todas aquellas medidas que puedan contribuir a la consecución de los objetivos.

Llevar todo este proceso de seguimiento puede ser complicado de gestionar, para ello existen aplicaciones que ayudarán ha realizarlo de manera más eficiente. Entre ellas se encuentra Clicktec, cuyo objetivo es simplificar estas fases registrando los datos de forma más rápida conforme se vayan consiguiendo los objetivos.

Esto ahorra tiempo al administrador en las reuniones de equipo pudiendo disponer de los datos registrados. Además el trabajador dispondrá también de toda la información registrada de sus compañeros, consiguiendo que entre todo el equipo conozcan los aspectos de mejora o de procesos que no han sido óptimos.

Cuadro de Mando Integral

Cuadro de Mando Integral
Seguimiento consecución objetivos

Beneficios del Cuadro de Mando Integral

Ante un buen diseño del Cuadro de Mando Integral, los beneficios que derivan de ello son:

  • Medir los objetivos para determinar los puntos débiles de empresa y poder aplicar medidas de mejora.
  • Transmitir las metas de la empresa al equipo de negocio.
  • Comunicación directivo-trabajador más asiduo.
  • Crear buen ambiente de trabajo al tener claro las funcionalidades de cada miembro de la empresa.
  • Aumento del rendimiento laboral a corto y largo plazo.
  • Alinea los esfuerzos de los diferentes departamentos para conseguir objetivos mayores.
  • Incrementa la motivación de los trabajadores.

 

Entrando en Clicktec Daily Report podras visualizar todas estas funciones.

Deja un comentario

Abrir chat
Powered by
Compartir en
Copy link
Powered by Social Snap